Apple lanza el iPhone X mira las fotos, video y especificaciones

      Comentarios desactivados en Apple lanza el iPhone X mira las fotos, video y especificaciones

Llega el momento de actualizar nuestro hogar y una de las opciones cada vez más presentes es la que permite hacernos con distintos sistemas que permitan convertir nuestra casa en un… Leer más »

Intel entrega innovaciones líderes en la industria y crea nuevas experiencias en su portafolio de productos. Hoy, Intel presenta los nuevos procesadores Intel Pentium® Silver e Intel Celeron®. Los nuevos procesadores… Leer más »

Quieres novedades en Windows 10. Hoy, Terry Myerson, Vicepresidente de Windows y Dispositivos hablaba sobre lo que va a llegar para los Insiders. Vamos a mostrar las novedades. Timeline y Sets,… Leer más »

Celulares

iPhone X Desde un principio nuestro objetivo fue crear un iPhone que fuera todo pantalla. Un dispositivo tan envolvente que prácticamente desapareciera al usarlo. Tan inteligente que respondiera a un… Leer más »

La marca de manzana mordida, lanzará dos versiones de un mismo smartphone a precios diferentes a $900 y $1,000 Según los analistas de UBS, la medida responde a la capacidad… Leer más »

Google aprovechó el eclipse total solar de 2017 para revelar el nombre oficial de la próxima versión de su sistema operativo, Android 8.0, conocido anteriormente como Android O. Con el… Leer más »

iPhone X

Desde un principio nuestro objetivo fue crear un iPhone que fuera todo pantalla. Un dispositivo tan envolvente que prácticamente desapareciera al usarlo. Tan inteligente que respondiera a un toque, a una palabra o a una mirada. Hoy el iPhone X hace realidad ese objetivo. Dile hola al futuro.

El iPhone X se podría considerar como el segundo teléfono más importante en la historia de Apple, después — obviamente — del iPhone original lanzado en 2007 y que cambió el panorama de los smartphones.

A pesar de que la compañía ha lanzado teléfonos atractivos como el iPhone 4, o teléfonos con funciones novedosas como el iPhone 5S con Touch ID, es en el iPhone X que Apple hace un cambio drástico en diseño y se deslinda de su componente más característico: el botón de Inicio.

El nuevo teléfono de Apple, que tiene una precio de entrada de US$999 y salió a la venta el 3 de noviembre, quizá no tenga la misma tarea que tuvo el primogénito telefónico de la manzana de revolucionar el mercado e incentivar el uso de pantallas táctiles. Pero sí tiene una obligación sin precedentes: hacer que los usuarios se sientan cómodos al usar su rostro como método de autenticación.

Esto se debe a que el iPhone X ya no tiene el lector de huellas ni botón de Inicio. Ahora, cada vez que intentes desbloquearlo, el teléfono analizará tu rostro por medio de Face ID, la tecnología de reconocimiento facial incrustada en la parte alta de la pantalla. Pero para convencer a los consumidores, el iPhone X también viene equipado con un poderoso procesador, cámara trasera doble y mejorada, y muchas novedades a nivel de software… todo, envuelto en un cuerpo novedoso de vidrio y acero que al mismo tiempo porta un aire familiar.

Precio del iPhone X en EE.UU., México y España:

Precios del iPhone X

Estados Unidos México España
64GB US$999 23,499 pesos 1,159 euros
256GB US$1,149 26,999 pesos 1,329 euros

El iPhone X comenzó a salir en venta anticipada el 27 de octubre y su venta oficial es el 3 de noviembre en 55 mercados.

Si quieres conocer precios del iPhone X sobre operadoras en Estados Unidos, en este enlace te contamos todo lo que debes saber.

TrueDepth y Face ID: Similar, pero no lo mismo

TrueDepth está compuesto por todos estos componentes, de los cuales tres sirven para activar el Face ID.Apple

Hay que empezar explicando lo más nuevo, morboso y llamativo del iPhone X: TrueDepth, el término de mercadotecnia que reciben todos los componentes detrás de la lengüeta (notch) en la parte superior de la pantalla del iPhone X.

TrueDepth es el conjunto de todos los componentes en ese espacio, de los que se desprenden aquellos que dan vida a Face ID, al sensor de ambiente para modificar la iluminación de la pantalla y a la cámara frontal de 7 megapixeles para selfies. Por ello, es importante dejar en claro que los componentes que activan Face ID son parte de TrueDepth, mas no todos los componentes de TrueDepth se usan en Face ID.

Los sensores de Face ID se activan para reconocer tu rostro y así desbloquear el celular, permitirte ingresar a una aplicación bloqueada, autorizar una compra en iTunes o en el App Store, o quieres hacer un pago en una tienda física con Apple Pay.

Para que Apple pudiera deshacerse del botón frontal de Inicio, TrueDepth tenía que existir — por ello la lengüeta está presente en el teléfono.

Face ID: Lúcido y preciso

El reconocimiento facial no es algo nuevo; se ha visto en diferentes productos a través de los años y más recientemente en el Galaxy Note 8 de Samsung. Lamentablemente para Samsung, ese escáner no se compara con el del iPhone X en términos de fiabilidad y mucho menos en seguridad.

Mientras que el reconocimiento facial del Note 8 se ha visto amedrentado por una supuesta vulnerabilidad y ser fácil de burlar al usar una foto de la persona, Apple promete que la posibilidad de que alguien no autorizado desbloquee el iPhone X con Face ID es una en un millón — una probabilidad mucho más baja incluso que con Touch ID, aunque aún es pronto para afirmar que algún astuto no conseguirá burlar la seguridad de Face ID.

Pero Apple no sólo tuvo que hacer que Face ID “simplemente funcione”, sino también que su configuración y experiencia de uso sea sencilla. Y lo logró.

Al comenzar a configurar el iPhone X, uno de los primeros ajustes es registrar el rostro del usuario con Face ID para usarlo como método de desbloqueo y autorización. Este proceso, sorpresivamente, es rápido (dura alrededor de un minuto) e intuitivo.

Face ID utiliza tu rostro para desbloquear el celular y esto lo puedes notar cuando el candado encima del reloj está abierto.Óscar Gutiérrez/CNET

Te explicamos más a detalle en este enlace cómo es ese proceso, pero consiste en registrar dos veces tu rostro al moverlo en un círculo y listo. Tu rostro está guardado de forma segura y privada en el interior del celular y Apple promete que tu imagen no se comparte con terceros y que la propia empresa no guarda en sus servidores tu rostro. Es importante destacar que Face ID sólo usa la cámara frontal al configurarse por primera vez; las veces en que lo usarás después empleará sólo los sensores y el infrarrojo.

Y en el uso práctico, Face ID me funciona bien, mucho mejor de lo que había esperado. Por problemas de vista tengo que usar lentes oftálmicos en todo momento excepto cuando me baño y duermo; aun así, Face ID me reconoce casi todo el tiempo, incluso cuando hago cambios en mi rostro (durante las pruebas ya me corté el cabello; he usado gorra y chamarras, y en ocasiones uso lentes de sol).

He descubierto que el iPhone X debe estar puesto en casi línea recta al rostro para que Face ID pueda funcionar. Pero en situaciones en que ese no es el caso (por ejemplo, estar sentando y el iPhone X recostado sobre un escritorio), Face ID puede tener fallos en el reconocimiento.

Una de las características que más me gusta de Face ID es que mientras que no detecte un rostro, todas las notificaciones ocultan su contenido (sólo avisa de qué aplicación se trata) y lo muestra hasta que se detecta el rostro registrado; así, puedes echar un vistazo a la notificación sin tener que entrar a la pantalla de Inicio.

De noche, en un cuarto con completa oscuridad también funciona muy bien y me reconoce en la mayoría de ocasiones sin ningún problema y a la misma velocidad que si fuera de día. Lo mismo sucede cuando me lavo la cara, me pongo crema de afeitar o hago cambios normales en mi rostro — Face ID no decepciona.

El diseño del iPhone X es espectacular

El diseño del iPhone X es muy atractivo con aire de frescura y, al mismo tiempo, representa el ADN de Apple.Óscar Gutiérrez/CNET

El iPhone X es la celebración de 10 años de conocer diversos teléfonos de la manzana, y en el caso de este nuevo teléfono pareciera que Apple tomó lo mejor de cada uno de sus teléfonos a lo largo de la década pasada y los colocó en el iPhone X para rendir tributo.

Está ese aire de retrospectiva al iPhone original y al iPhone 3G por su marco brillante alrededor de todo el cuerpo del celular. Al ser construido de vidrio tanto al frente como atrás, el iPhone X también hace recordar al iPhone 4 que tenía justamente ese acabado. De sus más recientes celulares como el iPhone 6, encontramos dos franjas a cada lado del iPhone X y que sirven para potenciar las señales inalámbricas desde dentro del teléfono.

El resultado es un celular flamante y hermoso con el ADN de la firma de Cupertino y sazonado con cambios como la parte frontal casi sin biseles o el reluciente marco de acero inoxidable y reforzado — uno que Apple asegura ser el más resistente que ha usado.

El iPhone X es un deleite a la vista. Visto de frente, el iPhone X ha perdido su característico botón frontal pero sigue pareciendo un iPhone, aunque ahora hizo a un lado lo sobrio para adaptarse a la tendencia de celulares de gama alta con biseles delgadísimos. Este cambio le sienta bien al iPhone X, pues ahora se ve más atractivo y atrevido.

Quizá lo único raro y que no termina de cuadrar es la lengüeta de TrueDepth. Si bien se entiende que sin ella Face ID simplemente no podría integrarse en el celular, es inevitable notarla sobre todo cuando se visualiza una imagen en pantalla completa con zoom o que se ve un video en pantalla completa. Lo complicado son los primeros días de usar el iPhone X, tiempo después uno se acostumbra a verla — e incluso a olvidar que está ahí.

En la parte trasera, el iPhone X sigue siendo impecable. Su cuerpo totalmente de vidrio y disponible sólo en tonos de blanco y gris espacial (que no es completamente negro) vuelven a hacerme recordar al iPhone 4 y, al igual que consideré a ese teléfono en su momento, puedo decir que el iPhone X es el iPhone más bello de Apple hasta ahora.

Pero el diseño no es sólo cómo se ve algo, sino también cómo se siente y funciona.

Dimensiones: iPhone X, iPhone 8 Plus y iPhone 8

iPhone X iPhone 8 Plus iPhone 8
Pantalla 5.8 pulgadas 5.5 pulgadas 4.7 pulgadas
Peso 174g 202g 148g
Dimensiones 143.6×70.9×7.7mm 158.4×78.1×7.5mm 138.4×67.3×7.3mm

Hablando de su sensación, el iPhone X se siente portátil, rígido, resistente y cómodo en la mano. A pesar de su pantalla de 5.8 pulgadas –más grande que la del iPhone 8 Plus– el iPhone X es casi del mismo tamaño que el iPhone de 4.7 pulgadas. Esto hace que tengas la sensación de tener un teléfono pequeño pero con una enorme pantalla.

El iPhone X tiene una sensación de durabilidad en la mano que contrasta con su apariencia de ser delicado por estar construido de vidrio en la parte trasera y frontal y con un contorno de acero. Es una bestia dentro de una belleza. Eso sí, cuídalo mucho que repararlo te puede costar más de la mitad de su precio.

Pantalla OLED: Una maravilla visual

La pantalla OLED de 5.8 pulgadas luce fantástica, aunque te costará adaptarte un poco a la lengüeta.Óscar Gutiérrez/CNET

El iPhone X estrena la pantalla OLED en cualquier producto de Apple, pues a pesar de que otras fabricantes, sobre todo Samsung, habían usado este material para sus smartphones, Apple decidió esperar hasta el iPhone X para unirse a la moda de estos paneles que promete mejores colores, mayor duración, capacidad de doblarse según quisiera la fabricante y un mayor ahorro de batería.

La mejora en calidad de la pantalla es visible sólo si se presta atención y es algo que me parece curioso. La pantalla en el iPhone X tiene una resolución de 2436×1125 y 458 pixeles por pulgada, pero hay que poner mucha atención para notar la diferencia entre su pantalla y la del iPhone 8 Plus. Y digo que me parece curioso porque estamos frente a una calidad de pantalla que puede mejorar muy poco a pesar del cambio de panel, lo que deja en claro lo buena que era ya de por sí la pantalla LCD en el iPhone 8 Plus.

Poniendo lado a lado el iPhone X y iPhone 8 Plus, sí existe una ligera diferencia, pero hay que poner mucha atención para notarlo especialmente en fotografías pues los colores lucen mejor saturados y con mayor definición, incluso mejora la visibilidad de contenido –como fotos– que no fue capturado con el iPhone X. La pantalla tiene la capacidad de reproducir HDR, así que aplicaciones como Netflix podrán sacar provecho de esto. Lo único triste es no haber visto ProMotion en el iPhone X, esta función exclusiva (por ahora) del iPad Pro de 10.5 pulgadas que actualiza la pantalla a 120Hz.

En cuanto a las características de las pantallas OLED que tienden a quemarse con el uso y el tiempo, un portavoz de Apple nos dijo que la empresa ha tomado eso en cuenta y ha hecho ajustes tanto de ingeniería como de software para ofrecer la mejor experiencia posible con esta tecnología de paneles.

El desempeño de la pantalla es fantástico. Ver fotografías o videos en pantalla completa (modo horizontal) es una delicia. A pesar de la presencia de la lengüeta, leer es una experiencia muy satisfactoria, sobre todo cuando se usa True Tone, la función que modifica los tonos de la pantalla dependiendo de la iluminación en el ambiente y que está presente también en el iPhone 8 y en el iPad Pro de 10.5 pulgadas.

La visualización en exteriores (mientras voy en el transporte o camino por la calle) también es muy buena. El brillo automático y la pantalla OLED hacen que la visualización sea muy agradable sin importar las condiciones. No hay problema de lectura y visualización en ningún escenario, una excelente noticia teniendo en cuenta que es la primera ocasión en que Apple usa un panel OLED.

Apple presume de que estamos frente a un teléfono con una pantalla que se pierde con su diminuto contorno metálico, y vaya que es cierto. El hecho de que la pantalla sea más grande que el iPhone 8 Plus es una maravilla para los que queríamos una pantalla enorme sin tener un teléfono tan grande como el Plus.

Desempeño: Poder, poder y más poder

Uno de mis aspectos favoritos de Apple es la optimización que logran entre software y hardware. La compañía no necesita de grandes cantidades de memoria RAM o un procesador de ocho núcleos y mucho menos una enorme batería para hacer que su teléfono sea rápido, eficiente y eficaz.

En las pruebas de desempeño, el iPhone X se lleva de calle a los celulares con Android de la gama alta, a pesar de tener una memoria RAM de 3GB, un procesador A11 Bionic de seis núcleos y una batería de la que por ahora se desconoce su capacidad exacta pero que Apple asegura brinda una duración de dos horas más que el iPhone 7 (el cual tiene una batería de 1,960mAh).

En el uso de aplicaciones de todo tipo, desde aplicaciones regulares como redes sociales y hasta juegos demandantes, el iPhone X es rápido y se siente ágil. El desempeño fluido va muy bien con este teléfono. Además, usar aplicaciones de realidad aumentada (pues ambas cámaras están hechas y calibradas para esta industria) es igualmente fluido — mis favoritas en este nicho son magicplan para tomar medidas y Atlas de anatomía que sigue dejándome con la boca abierta al poder mostrar un cuerpo humano a centímetros de mí.

Batería: No todo podía ser perfecto

El iPhone X es muy atractivo, poderoso y funcional, pero quizá su mayor flaqueza es el tema de la batería.

En pruebas controladas hechas en los laboratorios de CNET, la batería del iPhone X ofrece alrededor de 12 horas y 15 minutos, un tanto por debajo de otros celulares de la gama alta, como el Galaxy Note 8 que duró –en pruebas similares– 17 horas y 22 minutos, mientras que el Galaxy S8 Plus ofreció 18 horas y 18 minutos.

 


Fuentes: www.cnet.com y www.apple.com

Apple lanza el iPhone X mira las fotos, video y especificaciones
Califica este post