10 grandes mentiras dichas sobre Bitcoin

      Comentarios desactivados en 10 grandes mentiras dichas sobre Bitcoin

Como lo dijo una vez el primer ministro británico Benjamin Disraeli, existen tres tipos de mentiras: las mentiras, las grandes mentiras y las estadísticas. Con frecuencia bitcoin es víctima de las tres, ya sean estadísticas exageradas sobre el consumo de energía o grandes mentiras que lo combinan con el terrorismo. Hemos reunido 10 de los engaños más generalizados y nos hemos esforzado por dejar las cosas claras. La próxima vez que alguien mencione alguna de ellas, referidos a este artículo.

1. El bitcoin financia el terrorismo

Comenzaremos con la aseveración más grande, aunque todas las entradas en esta lista son bastante tontas. ¿Saben qué financia el terrorismo? Los terroristas y los simpatizantes de los terroristas. Sin embargo, si alguien quiere culpar a una moneda, prueben con el dólar estadounidense que se ha utilizado para financiar más guerras, guerras de poder, bombardeos, secuestros e insurgencias que cualquier otra divisa.

En el 2016, la Europol no encontró pruebas de que los terroristas utilizaran criptodivisas para financiar sus actividades. Eso no quiere decir que no haya sucedido y que no vaya a suceder. Sin embargo, es muy revelador que las únicas personas que vinculan el bitcoin con el terrorismo son los gobiernos que buscan tomar medidas fuertes contra las monedas digitales. Si ocurriera un ataque terrorista importante financiado por bitcoin, nunca dejaríamos de oír al respecto. Hasta ahora ha habido mucho ruido pero nada que corrobore esta afirmación.

Acerca del tema, Yaya Fanusie del Centro de Sanciones y Finanzas Ilícitas dice lo siguiente:

[Hay] ejemplos de terroristas haciendo uso de monedas virtuales, pero probablemente no sean indicativos de un financiamiento importante. En este momento, las monedas virtuales son más difíciles de adquirir y de gastar que, digamos, las tarjetas prepagadas, o lo que es la forma más anónima de financiar el terrorismo: el dinero en efectivo. Además, la mayoría de los terroristas operan en un mundo necesitan una moneda fiduciaria o respaldada por el gobierno para sus gastos, por lo que una moneda virtual donde uno tiene que descubrir cómo hacer efectivo el dinero sin alertar a las autoridades sólo complicaría un esquema de financiación.

2. El bitcoin es una burbuja

¿Por dónde empezamos con esta? No, bitcoin no es una burbuja. No va a irse en picada y ciertamente no volverá a cero. Hace tiempo que pasamos el punto sin retorno para que eso suceda. Sin embargo, eso no evitará que “la palabra con B” salga a relucir cada vez que Bitcoin gane o pierda otros $2,000. Habrá correcciones en el camino, ningún activo en la historia ha ascendido en línea recta, pero Bitcoin no está a punto de explotar. No fue una burbuja a los $3,000, no es una burbuja a los $11,000, y seguirá no siendo una burbuja la próxima semana después de que una docena más de artículos de opinión hayan planteado esta pregunta.

3. Bitcoin es volátil

Para quienes que no disfrutan del riesgo, sin duda que hay activos menos emocionantes en los cuales invertir. Sin embargo, la idea de que el bitcoin es volátil y necesita ser “controlado” es errónea. Chris Burniske, el reconocido y respetado experto en criptomonedas, analizó esta idea recientemente en una presentación de diapositivas, mostrando que en este momento la volatilidad del bitcoin es menor que la de las acciones de Twitter. Todavía hay días que son como una montaña rusa, pero en su mayor parte la moneda digital está maravillosamente tranquila.

4. El bitcoin es una repetición de la fiebre de los tulipanes

Si no está familiarizado con el tan mencionado caso de la fiebre de los tulipanes, también conocida como tulipomanía, que se propagó en la Holanda del siglo XVII, su motor de búsqueda preferido le proporcionará el trasfondo de la historia. La locura alcanzó su punto máximo cuando el precio de un bulbo en particular alcanzó los 4,600 florines. A partir de ahí, el único camino era hacia abajo.

Resulta que los tulipanes carecen de cualquier tipo de valor intrínseco y no son buen producto de intercambio, como las conchas marinas y las piedras bonitas. Los bitcoins, por otro lado, son fáciles de dividir, imperecederos, transportables y más escasos que los tulipanes.

5. El bitcoin es usado por grupos de odio

Podríamos lanzarnos a una extensa explicación sobre por qué es ridículo culpar a una moneda por las acciones de una pequeñísima fracción de sus usuarios, pero a veces las mejores respuestas son las más simples:

10 of the Biggest Lies Told About Bitcoin
Este tweet en respuesta al anterior dice: “Probablemente has oído hablar de los carros, pero lo que no sabes es cuánto están ayudando a los asaltantes de banco. @JackSmithIV de Mic lo explica”.

6. El bitcoin es usado mayormente para fines ilegales

Puede que esa afirmación haya sido cierta en el 2013, pero hoy día la gran mayoría de las transacciones de bitcoin son para fines legítimos. Chris Burniske también proporcionó más pruebas de esto en su presentación de diapositivas citada anteriormente. Aún así, eso no evitará que los escritorzuelos ignorantes de los medios tradicionales sigan sacando esta vieja historia siempre que puedan, generalmente acompañada de alguna variación de esta imagen:

 

7. El bitcoin es un esquema Ponzi

Un esquema Ponzi o esquema piramidal implica que los inversionistas más antiguos reciban el reembolso a través del capital de los nuevos inversionistas, hasta que eventualmente el fraude se vuelve insostenible y colapsa sobre sí mismo. El funcionamiento de bitcoin es completamente transparente y su adopción y crecimiento no puede ser controlado por nadie. El precio del bitcoin está determinado únicamente por lo que el mercado esté dispuesto a pagar por él, no por la necesidad de devolverle a los inversores anteriores. Bitcoin ciertamente no es un esquema piramidal. Bitconnect, por otro lado…

8. Bitcoin puede ser hackeado

Teoricamente, los exchanges de bitcoin y las billeteras alojadas en la nube pueden ser hackeadas, como cualquier otra cosa conectada a internet. Sin embargo, el código subyacente que acciona la blockchain de bitcoin no puede ser hackeado. Bitcoin ha sido sometido a pruebas de estrés más exhaustivamente que cualquier otro código que se haya escrito. Si les preocupa que les roben sus monedas, sigan nuestro consejoy usen una billetera en la que tengan control de las llaves, en lugar de confiar en un tercero.

9. Bitcoin es una moda

¿Saben qué más era una moda? El Internet y los celulares.

10. Bitcoin usa cantidades exorbitantes de energía

Hemos desmentido esto montones de veces, la más reciente aquí, y Wired también ha explorado el asunto detenidamente. Sí, la minería de bitcoin usa mucha energía, aunque no tanto como se informó, y sin embargo, cada vatio lo vale. En lugar de ahondar en largas explicaciones técnicas, aquí hay un par de hechos pertinentes para reflexionar: la minería de bitcoin utiliza un tercio menos de energía que la que se gasta en luces navideñas en los EE. UU. cada año. Un estudio estima que el bitcoin usa entre 0.8 y 4.4 TWh por año. Comparen esto con los 138 TWh por año gastados en la extracción y el reciclaje de oro o los 650 TWh gastados por el sistema bancario global anualmente y bitcoin les parecerá un modelo de eficiencia.

Para recurrir a una cita oportuna, una mentira puede recorrer medio mundo antes que la verdad se ponga los zapatos. La próxima vez que las noticias falsas difamen su moneda digital favorita, inserten este enlace y aclaren las cosas. El bitcoin es muchas cosas, pero no es ninguna de las anteriores.

 

10 grandes mentiras dichas sobre Bitcoin
Califica este post